mar 09

Argentina, donde el fútbol es casi una religión

von en Deportes

el futbol es una parte fundamental de la cultura argentinaQue el fútbol es algo sagrado en Argentina, es un dicho que bien podría tener su continuidad en el nombre de Maradona, a quienes muchos admiran como un Dios… hasta tiene su propia iglesia, la iglesia maradoniana. Una singularidad que deja evidenciar el peso y calado que este deporte tiene para los argentinos.

Fichas federadas

Hay cifras que evidencian este hecho. Entre ellas el más de medio millón de fichas federadas que hay en el país. Eso sin contar los innumerables niños y niñas que cada día juegan en las calles soñando convertirse en el próximo Messi. Nueve de cada diez argentinos se declaran en los estudios recientes seguidores de algún equipo de fútbol. Toda una veneración al balón, a la pelota que dirían ellos.

Impacto social

Al igual que en muchas otras zonas del mundo, el fútbol se ha convertido en muchos lugares de Argentina en uno de los caminos más rápidos para salir de la pobreza, y cuando el hambre aprieta es más sencillo sacar la raza y dejar sentados a los rivales. El jugador argentino por naturaleza tiene un plus de competitividad especial que hace que se crezca ante las adversidades, que no le hace temer a nada, son jugadores de raza, de lucha, de pelea. No exentos de calidad, pero si algo caracteriza a los argentinos es su disponibilidad para la batalla.

Estilo histórico

Y es que la tradición ha marcado al fútbol sudamericano, caracterizando a sus jugadores con un estilo propio. Cancheros, virgueros y más comúnmente llamados “potreros”. Un estilo de calle, de barrio, de parques. El fútbol se aprende al aire libre, desafiando a vecinos, amigos y rivales. No hubo un gran desarrollo institucional de este deporte, sino que siempre se ha aprendido en la propia calle, dando como resultado un estilo de jugador muy característico, con mucho afán por lo individual, un fútbol de desborde, un fútbol físico y de choque. Así es el jugador argentino, todo un luchador, duro y apasionado.

Pasión incondicional

Porque no es de extrañar ver llorar a hinchas, tanto de alegría como de tristeza, salir a la calle en masa, cantar y subirse a las gradas… y así todo tipo de reacciones desatadas, que es lo que provoca el fútbol. Hasta el punto de que muchas veces también se ven reacciones desmesuradas y violentas. Hinchas violentos, disparos, intervenciones policiales. En Argentina el fútbol es mucho más que un deporte. Es un fundamento que se lleva en la sangre, una manera de defender un estilo, el del equipo de cada uno. De defender tu tierra, tu provincia, tu ciudad. Fútbol y arraigo a la tierra, a la comarca, es algo que en Argentina está llevado al extremo, de tal manera que uno no puede dejar de visitar un campo de fútbol de este país si tiene previsto viajar al sur de América. Mezclarse con los hinchas, cantar a los ídolos, sentir la pasión por el fútbol es algo que está fuera de toda explicación. Sólo un hincha argentino, que venera el fútbol como una religión es capaz de expresar y sentir lo que el fútbol provoca en el ser humano. La pasión llevada al límite.

Foto: Marén WischnewskiSimilar Posts:

Tags: , ,